LA SOLEDAD Y EL AISLAMIENTO DE LAS PERSONAS MAYORES, ¿QUÉ VÍNCULOS CON LOS TERRITORIOS?

A la ocasión del 1ro de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, la organización francesa Petits Frères des Pauvres publicó un informe que arroja una nueva luz sobre los vínculos entre la soledad y el aislamiento de las personas mayores y los territorios.

 

El informe revela, en primer lugar, una emergencia humana: 4,6 millones de franceses de 60 años o más se sienten solos, de los cuales 3,2 millones están en riesgo de aislamiento relacional.

Las principales lecciones del estudio son:

– Las personas mayores son los miembros más olvidados de los barrios socialmente desfavorecidos .

– El aislamiento es diferente en las zonas urbanas y rurales.

– El aislamiento urbano está más estrechamente relacionado con las relaciones de vecindad muy reducidas. Cuanto mayor es el tamaño de la aglomeración, más intensa se percibe la falta de solidaridad. Por otro lado, en las zonas rurales, la solidaridad es más fuerte, pero la falta de servicios diarios y de transporte es un factor de aislamiento.

– El apego al territorio comunitario aumenta con la edad.

– El mantenimiento de las tiendas locales, el transporte público, los profesionales médicos y un mejor acceso al espacio público son elementos esenciales en la lucha contra el aislamiento.

 

Ante estas observaciones, los Petits Frères des Pauvres invitan a la sociedad a movilizarse para luchar juntos contra el aislamiento de nuestros mayores y presentan 15 formas de hacerlo. Estas recomendaciones se reúnen en varios temas principales, como observar mejor el aislamiento de las personas mayores en los territorios, y construir soluciones lo más cercanas posible de los territorios. La promoción de soluciones de vivienda adaptadas a los territorios para facilitar la vida cotidiana de las personas mayores, la sensibilización de la opinión pública y el fomento del compromiso ciudadanía son también otras de las recomendaciones propuestas por los Petits Frères des Pauvres.

 

La asociación espera que las lecciones de este nuevo informe permitan a los numerosos actores que desean comprometerse con una sociedad más inclusiva comprender mejor las características que vinculan el aislamiento y los territorios y poner en marcha acciones que sean lo más pertinentes posible frente a las experiencias de nuestras personas mayores aisladas y vulnerables.

Compartir

Artículos similares

Una Navidad sin soledad no deseada en España

En España, más de 4,7 millones de personas viven solas.…

La soledad de las personas mayores polacos

La Asociación Malí Bracia Ubogich ha decidido realizar una investigación…

La acción de los Freunde alter Menschen en Alemania

Descubra cómo su pasión por la arquitectura los ha unido....…