Nunca es demasiado pronto para participar

El 5 de diciembre fue el Día Mundial de los Voluntarios, que celebra el compromiso a todas las edades. La crisis sanitaria ha impulsado a muchos jóvenes a colaborar como voluntarios en diversas causas… ¿Pero qué pasa con sus representaciones del envejecimiento?

¿Cómo ven los jóvenes el envejecimiento? 

Esto es lo que ha intentado averiguar un reciente estudio de CSA y Domitys, centrado en la visión que los jóvenes (de 16 a 24 años) tienen de las personas mayores y del envejecimiento en Francia. Al contrario de lo que se podría pensar, aunque el envejecimiento puede asustar a la mayoría de los jóvenes encuestados, a la mayoría le gustaría vivir mucho tiempo: de hecho, el 71% de los jóvenes encuestados quisieran vivir más allá de los 90 años.

Es interesante observar que en la lista de batallas que los jóvenes desearían que se libraran en favor de las personas mayores, la lucha contra el aislamiento social ocupa el primer lugar (59%), seguida de la importancia de garantizar unos ingresos dignos para todas las personas mayores (53%) y de la mejora de la asistencia sanitaria y la investigación médica para encontrar tratamientos para las enfermedades relacionadas con la edad (50%).

También se observa que la mayoría de los jóvenes entrevistados consideran que no tienen los mismos ideales que las personas mayores (70%), y el 64% cree que en Francia existe una brecha entre los jóvenes y las personas mayores.

Entonces, ¿cómo se puede acabar esta brecha?

Reforzar los vínculos intergeneracionales es esencial para aspirar a una sociedad en la que se tenga en cuenta a las personas mayores y que no se queden atrás, y a una sociedad en la que los jóvenes se sientan valorados y encuentren su lugar. Y esto comienza con un mejor entendimiento entre las diferentes generaciones, lo que implica encontrarse y tener oportunidades de conocerse realmente, más allá del simple círculo familiar.

La asociación francesa de los Petits Frères des Pauvres lo ha entendido y por eso desarrolla proyectos que favorecen el encuentro entre generaciones. Por ejemplo, desde 2015, ha enviado a 35 jóvenes en misión de Servicio Cívico a asociaciones de la Federación Internacional en Irlanda, Estados Unidos y México. Durante un año, los jóvenes participan en las actividades de la asociación, visitan a las personas mayores cada semana, establecen vínculos especiales con ellas, apoyan nuevos proyectos, etc. Al revés, la asociación recibe a jóvenes europeos en Francia para misiones de un año gracias al Cuerpo Europeo de Solidaridad.

El Cuerpo Europeo de Solidaridad es un programa de la Unión Europea que permite a cualquier joven europeo de entre 18 y 30 años comprometerse con una organización sin ánimo de lucro en otro país durante varios meses, con el fin de ayudar a construir una sociedad más inclusiva, ayudar a los más vulnerables y hacer frente a los retos sociales.

 

Estas misiones ofrecen a los jóvenes de entre 18 y 30 años la oportunidad de vivir un compromiso solidario y salir de él crecidos y orgullosos de haber contribuido a luchar contra el aislamiento social de las personas mayores.

¡Nunca imaginé que podría ser amiga de gente mucho mayor que yo! Todo fue mucho mejor de lo que imaginaba. Este periodo fue el más enriquecedor de mi vida” (Hakan, voluntario turco en Francia)

¡Sueño con que muchos otros jóvenes puedan vivir la misma experiencia que yo! Hablo de ello todo el tiempo a mi alrededor. Fue el mejor periodo de mi vida, en términos de experiencia, autoconocimiento y las relaciones que pude construir.” (Andreea, voluntaria rumana en Francia)

Les permiten descubrir otra cultura pero también dar a conocer la suya propia. Siempre es una experiencia decisiva para ellos, que les permite desarrollar muchas habilidades, ganar confianza y, muy a menudo, ver su futuro con más claridad, como atestigua Paula, una voluntaria española en Francia: “Después de este voluntariado, empecé un máster en Protección Internacional de los Derechos Humanos y actualmente estoy haciendo mi trabajo de fin de máster sobre el maltrato a las personas mayores en las instituciones públicas. Así que se puede decir que mi voluntariado en Les Petits frères des Pauvres me ha tocado mucho.

A cambio, la presencia de los voluntarios aporta un verdadero valor añadido a los equipos que los acogen, así como a las personas mayores acompañadas por estos equipos, como muestran estos testimonios recientes:

Los jóvenes voluntarios me han dado la esperanza de una vida mejor con gente más unida“. (Persona mayor)

Su presencia atrae a los voluntarios más jóvenes al equipo. Los voluntarios y las personas a las que apoyan descubren una nueva cultura, una nueva lengua… Rompe muchos tópicos sobre los extranjeros“. (Voluntario)

Las personas mayores valoran el hecho de que un joven venga desde tan lejos para pasar tiempo con ellos, ya que crea relaciones de una intensidad especial. Esto es lo que dijeron las personas mayores entrevistadas por la asociación tras la partida de los voluntarios europeos:

Aprecié mucho su apertura de miras, nuestras conversaciones sobre su país, su cocina…”

Me trajeron amistad, éramos como dos amigos“.

Sus visitas me levantaron el ánimo. Creo que es muy bueno y debería desarrollarse.” 

¿Estás preparado para participar y crear hermosas amistades intergeneracionales?

Puede encontrar el estudio completo de CSA y Domitys aquí. Para más información sobre el Servicio Cívico: enlace. Para más información sobre el Cuerpo Europeo de Solidaridad: enlace.

 

Credito de la foto: Amigos de los Mayores Mexico, Little Brothers Friends of the Elderly, Petits Frères des Pauvres

Compartir

Artículos similares

La Navidad en el mundo

Las fiestas de fin de año, y en particular la…

Movilización para luchar contra el aislamiento de las personas mayores en Navidad

Campañas de sensibilización para alertar y comprometer al público en…

El Concierto Quarantunes: la innovadora iniciativa musical de los jóvenes estadounidenses

Llevar una experiencia musical a personas mayores aisladas es el…