¡Vacaciones para todos!

¿A dónde vas a ir de vacaciones este verano?” … Esta es simplemente LA pregunta que te hacen naturalmente las personas que están mínimamente interesadas en ti.

¡Y sin embargo! Cómo no sentirse aún más al margen de la sociedad ante esta cuestión cuando no se tiene o ya no se tiene acceso a las vacaciones por motivos económicos, por pérdida de autonomía o simplemente por estar aislado y ser mayor.

Esta es la situación que viven y sufren muchas personas aisladas acompañadas por la asociación francesa de los Petits Frères des Pauvres.

Poder irse de vacaciones, es decir, poder hacer un verdadero paréntesis en la vida cotidiana, sobre todo cuando ésta se compone de muchos “obstáculos”, es vital para el ser humano. Todo el mundo debería poder disponer de este tiempo esencial para recargar las pilas, que es lo que son las vacaciones.

En Francia, la ley de 29 de julio de 1998 sobre la lucha contra la exclusión consagró este principio al afirmar que “la igualdad de acceso de todos, a lo largo de la vida, a la cultura, el deporte, las vacaciones y el ocio es un objetivo nacional”. Permite garantizar el ejercicio efectivo de la ciudadanía”.

Es, por tanto, este derecho a las vacaciones el que defiende la asociación francesa de los Petits Frères des Pauvres, al hacer posible que aquellos a los que se les impide hacerlo “se vayan”, “rompan con la vida cotidiana”. Cada año, cerca de 3.000 personas mayores aisladas se benefician de este programa.

La asociación, con la ayuda de sus donantes y gracias al trabajo de sus voluntarios, ofrece apoyo financiero para las vacaciones, en colaboración con socios institucionales siempre que sea posible.  Los voluntarios también encuentran soluciones adecuadas para garantizar la continuidad de los cuidados y la asistencia a las personas que han perdido su autonomía, y resuelven problemas relacionados con el transporte y los desplazamientos.

Las vacaciones me permiten salir de la cárcel que es mi soledad“, concluye René, de 87 años, a quien la asociación acompaña desde hace 3 años.

 

 

Crédito de la fotographia : Petits Frères des Pauvres

Compartir

Artículos similares

¿ES EL CHAT UNA SOLUCIÓN AL AISLAMIENTO?

Llamar a los abuelos para hablar de cualquier cosa o…

Verano de los Petits Frères des Pauvres en el mundo

Este verano 2021, los voluntarios y empleados de las asociaciones…