Cada verano, los estudiantes estadounidenses se involucran con personas mayores aisladas en Francia: ¡una experiencia inolvidable!

Desde hace más de 15 años, la asociación francesa de los Petits Frères des Pauvres acoge cada verano a una docena de estudiantes estadounidenses para que descubran las alegrías de un compromiso con personas mayores aisladas y para fomentar los vínculos intergeneracionales. Aunque el Covid-19 impidió que la asociación les acogiera durante dos años, esta pausa forzada fue la oportunidad de realizar una encuesta entre los precedentes estudiantes… ¡Compartimos los resultados contigo!

La asociación con la universidad estadounidense Brigham Young University (BYU), que se ha reforzado cada año, nos ha permitido acoger a más de un centenar de jóvenes. El verano es una época en la que el aislamiento de las personas mayores puede ser aún más difícil de vivir, sobre todo para aquellos que no pueden irse de vacaciones. Así, durante dos meses, estos jóvenes dejan sus países de origen y se implican en aliviar la soledad de las personas mayores. Acogidos directamente en los equipos, visitan a las personas mayores acompañadas por la asociación, organizan salidas y descubren al mismo tiempo la cultura francesa.

Este proyecto permite a las personas mayores vivir encuentros intergeneracionales e interculturales que son grandes vectores de cohesión social, diferentes de los que viven a diario. En cuanto a los estudiantes, les permite vivir una experiencia inolvidable con personas mayores aisladas, que luego tiene muchas repercusiones en sus vidas. Compartimos con ustedes los resultados de la encuesta, a la que respondieron 66 estudiantes.

Un impacto profesional

Esta experiencia ha sido muy formativa en mi vida como joven adulto. No creo que hubiera podido incorporarme al mundo laboral con la misma competencia sin ella. »

Todos los estudiantes que respondieron a la encuesta afirman que esta experiencia les ayudó a desarrollar competencias profesionales y a mejorar su francés. La mayoría de ellos también dijeron que pudieron aprovechar al máximo su estancia durante las entrevistas de trabajo. Para otros, finalmente, su voluntariado ha definido (o redefinido) completamente su carrera profesional.

Tras el verano que pasé en Les Petits Frères des Pauvres, decidí cambiar mis planes profesionales y ahora trabajo en el sector del voluntariado. »

Los dos veranos pasados con Les Petits Frères des Pauvres pusieron de manifiesto la importancia del desarrollo humano en el trabajo voluntario. Después volví a Francia para hacer un máster de francés en París, y me sentí naturalmente atraída por los centros sociales culturales, que inspiraron mi expediente de investigación sobre la enseñanza del francés a inmigrantes adultos en el sector del voluntariado“.

Enriquecimiento personal

Llegué a conocer a varias personas que siguieron siendo mis amigos hasta su muerte. Aprendí mucho sobre la empatía, la paciencia y el amor de mis queridos amigos entre los ancianos de Dunkerque e incluso de los voluntarios.”

Además de este impacto profesional, la experiencia con la asociación supone un verdadero enriquecimiento personal para los estudiantes. La mayoría de las personas hablan de una estancia que les cambió la vida y durante la cual desarrollaron muchas habilidades humanas como la empatía, la escucha de los demás, la apertura al mundo y a otras culturas… ¡Contribuciones humanas que son tan importantes como las profesionales!

Tuve una experiencia de desarrollo personal en muchos ámbitos, sobre todo al ir más allá de mis límites de comodidad, al desafiar mis habilidades lingüísticas y al aprender quién era yo como persona.”

Una experiencia inolvidable

Los resultados de la encuesta revelan que este voluntariado, aunque relativamente corto, dejó su huella en los estudiantes de muchas maneras, a veces para toda la vida… Experiencias, encuentros e intercambios que estos voluntarios nunca han olvidado y que realmente cambiaron sus vidas para algunos:

Y como otro beneficio importante, ¡también conocí a la persona con la que finalmente me casé mientras ambos trabajábamos para los Petits Frères!

Para ilustrar el impacto en mi vida, siempre cuento que le puse a mi hija mayor el nombre de uno de mis amigos más queridos del Petits Frères.

Cada uno de los testimonios revela una trayectoria vital que ha sido impactada de una u otra manera por este trabajo voluntario y nos recuerda la importancia de los lazos intergeneracionales. Para concluir, pedimos a estos antiguos participantes que describieran su experiencia en pocas palabras:

Sinceramente, ha sido lo mejor que he hecho nunca.

Una experiencia reveladora, gratificante y mágica.”

Una de las mejores experiencias de mi vida. Aprendí mucho y crecí mucho.

Compartir

Artículos similares

Las personas mayores de África Oriental, al borde de la hambruna

La excepcional sequía en el Cuerno de África amenaza a…

Reunión con una asociación asociada en Grecia: el Instituto Prolepsis

Desde 2021, la Federación Internacional cuenta con un nuevo socio,…

¿Lo sabías? Hoy es el Día Mundial de Concienciación sobre el Maltrato a las Personas Mayores

Físico, psicológico, sexual, financiero, verbal, negligencia, humillación, privación... El maltrato…