Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Mayores

“Se nos acaba el tiempo”, son las palabras de Vijay Naraidoo, miembro fundador de DIS-MOI, una organización de derechos humanos en Mauricio.

Este activista forma parte de un movimiento internacional compuesto por organizaciones no gubernamentales de 80 países. En 2023, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, este colectivo lanzó un llamamiento a favor de una Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Mayores (UNCROP).

Su punto de partida fue una simple observación: las personas mayores son invisibles en el actual marco internacional de derechos humanos. Sin embargo, el proyecto de convención lleva muchos años sobre la mesa de las Naciones Unidas. En realidad, el objetivo de esta petición es acelerar las negociaciones, obviamente complicadas… Veamos juntos por qué es tan importante esta convención de derechos humanos para las personas mayores.

 

Un contexto alarmante

La población mundial envejece a un ritmo sin precedentes. En 2023, hay más de 800 millones de personas mayores de 65 años en todo el mundo. Se espera que esta cifra alcance los 1,6 mil millones para 2050. Este envejecimiento poblacional plantea nuevos desafíos para las sociedades en todo el mundo.

Las personas mayores tienen necesidades y expectativas específicas distintas de otras franjas de la población, especialmente en lo que respecta a la atención médica y la protección social. Los perfiles de las personas mayores son diversos y han evolucionado considerablemente. En la actualidad, una gran parte de este grupo de población desea participar activamente en la sociedad.

En este sentido, la protección de los derechos de las personas mayores es una cuestión de urgencia a nivel mundial.

 

El proyecto de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Mayores

En este contexto de crisis demográfica emergente, en 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 64/128. Esta resolución buscó la elaboración de una convención internacional sobre los derechos de las personas mayores. Desde entonces, se han llevado a cabo discusiones y negociaciones dentro de las Naciones Unidas para redactar un texto que aborde los derechos específicos de las personas mayores.

Sin embargo, debido a diversas complejidades y divergencias de opiniones entre los Estados miembros, el proceso de elaboración de la convención sobre los derechos de las personas mayores aún no se ha finalizado. Las próximas negociaciones de las Naciones Unidas tendrán lugar en la primavera de 2024.

 

¿Son suficientes las leyes actuales?

A nivel internacional, algunas leyes en vigor están destinadas a proteger a las personas mayores. Las principales son las siguientes:

La Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, garantiza ciertos derechos a las personas mayores, como el derecho a la vida, la libertad, la seguridad, la no discriminación, la libertad de expresión, la libertad religiosa, la educación, el trabajo, la vivienda, la seguridad social y la salud.

La Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada en 1989, también garantiza ciertos derechos a las personas mayores, como el derecho a la protección contra la violencia y el maltrato, el derecho a la educación y el derecho a participar en la vida social y cultural.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, adoptada en 2006, garantiza a las personas mayores con discapacidades los mismos derechos que a otras personas con discapacidades, incluidos el derecho a la igualdad de oportunidades, la educación, el trabajo, la salud y la participación en la vida social y cultural.

 

En este caso, ¿por qué una nueva convención?

En primer lugar, la UNCROP ayudaría a abordar la falta de un marco jurídico internacional específico para las personas mayores. En este contexto de rápido envejecimiento de la población, este marco parece esencial para la protección de los derechos de los ancianos. La convención garantizaría derechos específicos para las personas mayores y combatiría la discriminación que sufren. De hecho, el edadismo está omnipresente en nuestras sociedades y está profundamente arraigado.

La UNCROP establecería normas legales internacionales claras y vinculantes. Esto permitiría a los Estados parte en la convención adoptar leyes y políticas para proteger los derechos de las personas mayores. Al proteger los derechos de las personas mayores, los Estados parte invierten en el futuro y en la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

 

 

Los objetivos de la adopción de la convención

 

Protección de los derechos humanos fundamentales: La convención tiene como objetivo garantizar que las personas mayores gocen de los mismos derechos humanos fundamentales que cualquier otro individuo, sin discriminación por razón de la edad. Esto incluye derechos como la dignidad, la igualdad, la libertad, la seguridad y la participación en la vida cultural, social y política.

Concienciación sobre los desafíos del envejecimiento: Al adoptar una convención específica para las personas mayores, la comunidad internacional reconoce los desafíos particulares a los que se enfrentan, como la discriminación, la violencia, la negligencia y los problemas de salud.

Promoción de la solidaridad intergeneracional: La convención fomenta la promoción de relaciones positivas y la solidaridad entre las generaciones, destacando la importancia de la inclusión de las personas mayores en la sociedad y su participación activa.

Establecimiento de normas internacionales: La creación de una convención establece normas internacionales para la protección de los derechos de las personas mayores, ofreciendo así un marco jurídico y normativo para orientar las políticas nacionales e internacionales sobre el envejecimiento.

Respuesta a los desafíos demográficos: Con el envejecimiento de la población a nivel mundial, se ha vuelto crucial implementar medidas que garanticen el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores. La convención busca proporcionar un marco integral para abordar estos desafíos.

Fortalecimiento de los mecanismos de responsabilidad

La convención establecería mecanismos para monitorear y evaluar la implementación de los derechos de las personas mayores, fortaleciendo así la responsabilidad de los Estados miembros de la ONU con respecto a sus compromisos.

 

Los obstáculos para la adopción de la convención

Desafortunadamente, existen varios obstáculos para la adopción de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Mayores. Entre ellos, la resistencia de algunos países que temen que la convención sea demasiado costosa o que afecte a su soberanía. En este sentido, uno de los riesgos es la falta de consenso sobre ciertos aspectos de la convención que retrasa su finalización.

 

Una petición para apoyar la convención

Como se mencionó al principio de este artículo, se ha lanzado una petición por parte de la Alianza Mundial para los Derechos de las Personas Mayores (GAROP). GAROP es una red de más de 400 organizaciones comprometidas con fortalecer y promover los derechos de las personas mayores. El objetivo de la petición es ejercer presión sobre las próximas negociaciones de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores que tendrán lugar en la primavera de 2024.

Para apoyar la convención, aquí está el enlace: Pétition · IT’S TIME to Age With Rights · Change.org

En 2023, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó una nueva resolución que insta a los Estados miembros a acelerar las negociaciones sobre la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Mayores. Esta resolución ilustra la urgencia de la situación y la importancia de esta convención. La adopción de UNCROP sería un avance significativo en materia de derechos humanos y tendría repercusiones importantes para las personas mayores en todo el mundo.

Hasta la fecha, 57 Estados han firmado UNCROP, incluida Francia. Sin embargo, la convención aún no ha entrado en vigor, ya que aún no ha sido ratificada por 30 Estados. Es probable que la convención sea adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2025.

 

 

 

Referencias :

UN International Day of Older Persons 2023: Fulfilling the Promise of the Universal Declaration of Human Rights for Older Persons: Across Generations (who.int)

Fulfilling the promises of the Universal Declaration of Human Rights across generations | United Nations

UN Convention for the Rights of Older Persons | Australian Human Rights Commission

Microsoft Word – Strengthening Rights – French – final (inpea.net)

Rights of older people – HelpAge International

Compartir

Artículos similares

¿Sabías que Les Petits Frères des Pauvres envía jóvenes al extranjero?

  Cada año, desde hace más de 10 años, Les…

Fortalecimiento de la asociación entre la Región de Dong Khap y los Petits Frères des Pauvres

  Desde el año pasado, los Petits Frères des Pauvres…

¡Navidad en el mundo!

Todas las actividades que se presentan a continuación no son,…