La Navidad de 2020 se celebró, a pesar de la pandemia, y una fuente de nuevas ideas

Para esta Navidad “especial” de 2020 por Covid 19 y las medidas necesarias para proteger a las personas mayores, las organizaciones miembros de la Federación Internacional de los Petits Frères des Pauvres han innovado. Cada uno de ellas ha encontrado soluciones para superar la imposibilidad de organizar fiestas con las personas que acompañan.

A menudo, los equipos han preparado paquetes de Navidad que se distribuyeron en la puerta. Se enviaron tarjetas a los residentes confinados en las residencias geriátricas y se les entregaron paquetes. Las llamadas telefónicas se mantuvieron y aumentaron durante este período.

Pero algunas asociaciones tenían ideas originales, por ejemplo en Hungría: el equipo de las personas voluntarias se dividió en pequeños grupos para cantar villancicos frente a la puerta de cada persona. Las personas mayores, encantadas por estas visitas, a veces cantaban con los voluntarios que los visitaban. Los miembros de la asociación también cumplieron los deseos de 40 personas mayores dándoles un regalo de su elección. Esto fue posible gracias a la generosidad de los empleados de Decathlon.

Les Petits Frères des Pauvres, en Suiza, ofrecían a los personas mayores un calendario con una pequeña nota para descubrir cada semana del año siguiente. En México, la asociación Amigos de los Mayores ofreció un regalo personalizado a cada persona mayor. En Chicago, se distribuyeron 1.000 regalos a las personas mayores y el día de Navidad 600 personas mayores aisladas recibieron una comida festiva. En Francia, una radio nacional muy popular entre las personas mayores, France Bleue, dedicó sus emisiones el 24 de diciembre a las personas mayores aisladas, con testimonios, y a la asociación Petits Frères des Pauvres. Un concierto de Sting con la Orquesta Filarmónica de Berlín fue transmitido por esta radio la noche del 24. Las personas voluntarias de los equipos de Montreuil, en la región de París, que recibían a una persona mayor en su casa, organizaron un concurso de cocina entre los equipos, en vídeo.

Ofrecer un momento de alegría a finales del año 2020 ha sido posible para todas las asociaciones de la Federación de Petits Frères des Pauvres  gracias a los donantes individuales y al apoyo de muchas empresas. En Polonia, más de 50 empresas, la mayoría de las cuales eran nuevos socios, prestaron apoyo financiero. Este período fue también una oportunidad para desarrollar campañas de comunicación en las redes sociales, en la televisión y en la prensa, para alertar al público sobre el aislamiento y la invisibilidad de las personas mayores durante este período de Navidad en particular.

Cada año millones de personas mayores están solas durante las fiestas, pero también durante todo el año. 2020 ha aumentado el aislamiento de las personas mayores en todo el mundo porque, para protegerlas, las hemos privado de las relaciones que les hacen querer vivir. Las asociaciones miembros y los socios de la Federación Internacional de los Petits Frères des Pauvres han mostrado, por lo tanto, imaginación y han movilizado a miles de personas voluntarias para hacer de la Navidad de 2020 un verdadero momento de alegría para todas las personas acompañadas. Incluso con el Covid-19, en cada país, los equipos han encontrado nuevas formas de celebrar la Navidad. Estas acciones han demostrado a las personas aisladas que no están solas en este período festivo.

Credito de la fotographia: Petits Frères des Pauvres, Viacheslav Nikolaenko / Shutterstock.com

Compartir

Artículos similares

¡Las vacunas están llegando!

En el contexto en el que están llegando las primeras…

¡Andrea o el virus del compromiso!

Cada año, el Día Internacional de las Personas Voluntarias (5…

¿Conoces “Giving Tuesday”?

Giving Tuesday es un movimiento mundial, que apareció en los…